Bienvenidos a JAENDONDERESIDO, blog cultural de la ciudad de Jaén, estamos celebrando nuestro "X ANIVERSARIO" (2010 - 2020) "VIVIENDO JAÉN". Gracias por su visita.
gadgets para blogger

sábado, 18 de abril de 2020

El Imefe insta a los trabajadores autónomos a solicitar la ayuda de 300 euros para afectados por la crisis del Covid-19 que ha aprobado la Junta de Andalucía. Técnicos de IMEFE se formarán en la FAMP para ayudar al comercio local a fortalecerse tras la crisis de la Covid-19.


El presidente del Instituto Municipal de Empleo y Formación Empresarial (Imefe), Francisco Díaz, ha instado a los trabajadores autónomos y mutualistas afectados por la crisis del Covid-19 a solicitar la ayuda excepcional de 300 euros aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. “El objetivo es que sirva para cubrir los gastos a los que el colectivo sigue haciendo frente, como por ejemplo las cuotas de la Seguridad Social”, ha dicho. 
Francisco Díaz ha explicado que el presupuesto total destinado a esta línea de ayudas “es de 50 millones de euros, con el que se pretende alcanzar a más de 150.000 beneficiarios y que el límite para pedir la ayuda será de quince días después de declararse finalizado el estado de alarma. 
El edil ha puntualizado que los requisitos para poder beneficiarse de la ayuda y la solicitud se pueden obtener por vía telemática a través de la Web de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo y que además, aquellas personas que quieran hacer consultas o resolver dudas pueden dirigirse a los servicios de atención a autónomos y empresas del IMEFE a través de los números de teléfono 673660786 y 953245520 EXT 5520. 
El presidente del Imefe ha indicado que figuran como beneficiarios “los autónomos y mutualistas que trabajen en servicios esenciales y que han visto mermada su actividad”. Se agrupan en 99 tipos de profesiones, entre las que se encuentran sanitarios (odontólogos, fisioterapeutas, logopedas,…), centros o clínicas veterinarias, ópticas y productos ortopédicos, prensa y papelería, tintorerías, transporte de personas (taxis), sector artesanal (fabricación de papel, vidrio, productos de madera, hierro, instrumentos musicales, etc.), abogados, procuradores, intérpretes, psicólogos, profesionales del sector de la flor cortada, fabricantes de quesos, actividades de servicios sociales sin alojamiento para personas mayores y con discapacidad, fotografía, textil y confección, telecomunicaciones o restaurantes y puestos de comida. También se ha incluido a los socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por encuadrarse en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. 
Díaz ha valorado la apertura de esta línea de ayudas como “una medida necesaria para ayudar a los trabajadores autónomos a mantener sus negocios o empresas”, al tiempo que ha reconocido “el tremendo esfuerzo que están llevando a cabo para, a pesar de la situación de crisis sanitaria que ha llevado a muchos de ellos a interrumpir temporalmente su actividad, continuar prestando sus servicios a la población a través de los medios que tienen a su alcance”. 
Por último, ha aplaudido “a tantas personas trabajadoras por cuenta propia que están luchando no solo para sostener sus negocios, sino para mantener a sus empleados, y que han sabido adaptarse a la situación de emergencia sanitaria para llegar a los clientes; en muchos casos, de forma telemática. Las administraciones deben apoyar a este sector, que es un pilar fundamental de nuestra economía y que será, además, imprescindible para salir de la grave situación que está generando la crisis sanitaria”.
Francisco Díaz, ha anunciado que “técnicos del IMEFE se van a formar la próxima semana, de la mano de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, para ayudar al comercio de proximidad tras la crisis de la Covid-19."
 
Francisco Díaz ha explicado que “la FAMP ha creado una guía para ayudar a los ayuntamientos en este sentido, con el objetivo de dotarlos de capacidades, recursos y asistencia a los comercios de su entorno. El documento, a través de la transformación digital, se basa en conocer bien las nuevas necesidades de la clientela y diseñar soluciones para cubrirlas, adaptadas a los recursos y capacidades del sector y de sus profesionales”. 
Para el edil, “se trata de un mecanismo muy necesario, ya que es evidente que, tras la crisis sanitaria, se producirá un cambio profundo en nuestra sociedad que incluye al sector del comercio, que tendrá que afrontar nuevos retos y formas de venta y atención al público. Gracias a la formación que recibirán los técnicos del IMEFE, podrán desarrollar labores de acompañamiento y aplicación de posibles soluciones para el sector”. 
El presidente del IMEFE ha resaltado que “de esta forma, aquellos comercios que por falta de capacidades, recursos o tiempo no puedan afrontar a priori transformaciones digitales de calado para su negocio y caigan en riesgo de quedarse atrás ante los nuevos cambios sociales y económicos que se avecinan, tendrán a su disposición herramientas y mecanismos de acompañamiento y ayuda”. 
Díaz ha puesto el acento en que “el papel de las entidades locales, como las más cercanas a los comerciantes, es crucial para preparar la recuperación del sector con medidas eficaces y sostenibles que van más allá de las ayudas económicas de urgencia, por lo que desde el IMEFE pondremos a su disposición no sólo el asesoramiento y apoyo de los técnicos para aplicar las soluciones que se recogen en el guía de la FAMP, sino todas las opciones posibles que puedan contribuir a su mantenimiento, crecimiento y transformación; muchas de las cuales dependerán de la vertiente digital”.


Texto y fotografía: gentileza Ayto. de Jaén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario